Mensaje de la Presidenta

 

En un mundo que plantea fuertes retos al campo de la salud mental, Mentalizar México nace con el firme deseo de contribuir a la comprensión y abordaje de grandes males de nuestro tiempo como son la depresión, las adicciones, los trastornos de la personalidad, los desórdenes de la alimentación, la violencia y el suicidio.

Somos un grupo de profesionales -con distintas orientaciones- que pensamos que el Tratamiento basado en la Mentalización -MBT como se le conoce por sus siglas en inglés- es una opción válida y confiable que ha ido ganando aceptación por varias razones. La primera, y muy importante, es que la capacidad de mentalizar está en el corazón de la manera como nos relacionamos, nos sentimos queridos, entendidos y conectados entre sí los seres humanos.  Los clínicos adoptan con facilidad las ideas del modelo al reconocer que mentalizar –la capacidad única que tenemos los seres humanos para interpretar la conducta de los demás en base a intenciones, pensamientos y sentimientos- es algo que ya están haciendo en su práctica cotidiana y que MBT les brinda un marco claro a sus intervenciones.  Por otra parte, inicialmente desarrollada para tratar TLP, con el tiempo ha ido demostrando su utilidad con una amplia gama de desórdenes y modalidades terapéuticas. Sus sólidos fundamentos teóricos y prácticos la ubican dentro de las terapias basadas en evidencias y la convierten en un instrumento ideal para propósitos de investigación.

Siendo la mentalización un factor común de suma importancia entre todos los tratamientos psicoterapéuticos, estamos seguros de que muchos profesionales de la salud mental se beneficiarán de la comprensión de su teoría y aplicaciones prácticas. El objetivo que nos motiva en Mentalizar México es difundir MBT en el mercado latinoamericano y capacitar a profesionales en su aplicación y en el de otras modalidades basadas en evidencias que contemplen la mentalización en el centro de su enfoque psicoterapéutico.

“Crear el sentimiento en nuestros pacientes de que hay alguien capaz de tener su mente en mente, independientemente de lo absurdo de sus pensamientos, la destructividad de sus sentimientos y los deplorables contenidos de sus fantasías, es lo que yace en el corazón de nuestro maravilloso trabajo” (Peter Fonagy 2005).

                                                                                             

Dra. María Cristina Gómez Álvarez